Ir al contenido principal

MELIPILLA EN SUS 274 AÑOS.

El Gobernador José Antonio Manso de Velasco decretó, con fecha 11 de
octubre de 1742, el establecimiento de una villa en el valle de Melipilla, “para
mayor honra y gloria de Dios y servicio del Rey y bien común de sus vasallos”
.
Esta villa pasaría a llamarse Logroño de San José, en recuerdo de la ciudad
española de Logroño, tierra natal del Gobernador, pero el nombre aborigen de
Melipilla se impuso y se mantiene hasta ahora.

Nuestra querida Melipilla festeja un nuevo aniversario, deseo que la ciudad que me vio nacer y a la que tanto quiero, siga creciendo, saludo a mi hermosa ciudad en su cumpleaños, deseando que este aumento de años sea un verdadero crecimiento y no un simple envejecimiento.
Pueblo mío, pueblo amado.
Hoy, en tu aniversario, afloran en mi mente los recuerdos más queridos, que por siempre llevo guardados, como en un cofre, en lo más profundo del corazón.
El tiempo se ha detenido, tan sólo por un segundo. como en una nebulosa, se mezclan las imágenes, los momentos, las personas y, desfilan los recuerdos… recuerdos que se amontonan, recuerdos que voy juntando, recuerdos que voy enhebrando como cuentas de un collar.
Busco en mis vivencias, la luz mágica de la infancia, perdida a través de los años.
Se ilumina la mirada, al recordar… la ingenuidad candorosa y el asombro infantil, que aleteaba en mis pupilas en aquella, hermosa e inolvidable, etapa de mi vida.
Mañanas escolares: Satisfacción, gritos, alegría que despiertan ternuras e infinita nostalgia de un tiempo que pasó.
El recuerdo maravilloso de nuestras monjas y profesores: dignos, serios, respetables sin nombres en el recuerdo y la distancia, pero muy ligados al sentimiento, a la emoción y fueron el ejemplo a seguir, en el camino de la vida.
Un afectuoso saludo a mujeres y hombres melipillanos que comparten sueños, tareas, esperanzas, ideando hacer obras para bien de la comunidad y de su gente, legándonos este patrimonio estupendo que, entre todos, debemos fortalecer y alentar para heredad de las generaciones que vendrán.
Innumerables presencias con proyectos e ilusiones, que alientan el porvenir y hacen soñar con un futuro aún mejor.
Mi pueblo es querencia, también ausencias que no se deben olvidar.
Por eso, pueblo querido, donde quiera que voy llevo conmigo tu nombre, tus paisajes, tus ejemplos, tus esfuerzos, tus logros...

Entradas más populares de este blog

Te busco.

Te busco en el transcurso de los días, en tiempos de sonrisas, en días pintados del suave color de un rayo de sol, iluminado por el brillo de tu tierna mirada, en las noches frías que acentúan los sentidos, noches mágicas, noches donde el sueño se transforma en un colorido cuadro en el blanco lienzo de mis paredes. Te busco en las palabras que nacen del silencio, donde la voz se hace murmullo del viento, voz, rítmica melodía al compás de mi corazón, en los gestos ausentes que tocan suavemente el alma, gestos que son abrazos de ternura y cariño. Te busco en sensaciones incrustadas en la nostalgia que hoy es presente, en emociones despiertas entre deseos que no acaban, en la fina lluvia que brota de unos ojos y en la vana esperanza, en el alma que llora y el corazón que silencia un dolor. Te busco porque sabes usar los colores del arcoiris y pintas los días de un cielo azul, de un mar sereno, porque iluminas mis noches con magia y envuelves mis sueños en mil estrellas que quiero acar…
En un lugar u otro, dentro de mí, con los ojos vendados, palabras silenciosas, boca misteriosa, el brillo del iris penetra en el silencio de la memoria. 
Voy a sembrar con mil besos todo el camino florecido. 
Díctame todos tus sueños y los realizaré en un solo instante. 
Compartamos todo el destello que aparece en cada sonrisa de los rostros valientes y decididos.


El amor... trabajo productivo permanente, en donde el pasado es fundamental, porque es la fuente de ese amor, el presente, imprescindible, porque es la única forma de expresarlo... El futuro,  la esperanza,  porque es la manera de seguirlo deseando...  Para quienes aman, sin pedir nada a cambio, sin presionar el amor, sin humillarlo, sin manipularlo, sin doblegarlo ... para ellos...