Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de septiembre, 2015
Los poetas me han enseñado a soñar... tú a amar con el ritmo de las olas,  de esas olas bravas, impetuosas que vienen a morir a mis pies… un amor tan grande como el universo.

Has conseguido, abrir las puertas de mi corazón, y yo te he dejado pasar…

Has logrado transmitirme cada letra tuya, cada sueño, bebiéndonos la vida en cada segundo, en cada latido, entregados a este fuego que arde entre tu piel y mi piel.

EL VALIOSO TIEMPO DE LOS MADUROS

Conté mis años y descubrí, que tengo menos tiempo para vivir de aquí en adelante, que el que viví hasta ahora… Me siento como aquel chico que ganó un paquete de golosinas: las primeras las comió con agrado, pero, cuando percibió que quedaban pocas, comenzó a saborearlas profundamente. Ya no tengo tiempo para reuniones interminables, donde se discuten estatutos, normas, procedimientos y reglamentos internos, sabiendo que no se va a lograr nada. Ya no tengo tiempo para soportar absurdas personas que, a pesar de su edad cronológica, no han crecido. Ya no tengo tiempo para lidiar con mediocridades. No quiero estar en reuniones donde desfilan egos inflados. No tolero a maniobreros y ventajeros. Me molestan los envidiosos, que tratan de desacreditar a los más capaces, para apropiarse de sus lugares, talentos y logros. Detesto, si soy testigo, de los defectos que genera la lucha por un majestuoso cargo. Las personas no discuten contenidos, apenas los títulos. Mi tiempo es escaso como para discu…