Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de junio, 2015

"El olvido es una forma de libertad"

Aquello que hoy juzgas insuperable, aquello que te atenaza el alma, mañana no será más que un recuerdo borroso, un montón de olvido. 
Ya conoces tu destino, el destino de todo es ser devorado por el. 
Por eso puedes tener la tranquilidad de jugar al borde del abismo sin que te preocupe el final, sólo debe preocuparte el camino que recorrerás antes de llegar.
 Mientras llegas podrás jugar a lo que quieras porque nada realmente es tan importante, porque todo es único e irrepetible, incluso lo más terrible, es una joya en el tiempo. 
Tal vez puedes llegar a crear algo que perdure un poco más antes de ser devorado. Tal vez de tu vida, de toda tu inabarcable vida, quede un verso que perdurará un poco más antes de su inevitable desgaste.  Esa es nuestra única y pequeña inmortalidad. Todo lo demás es muerte y olvido. 
Vencer el olvido es vencer la muerte, y la muerte y el olvido, si pueden ser vencidos alguna vez,  seran  vencidos por la fuerza omnipotente del amor.  El olvido, guardián de la puer…

Mis sesenta años

Amo la vida porque sé y proclamo que es el más grande don que nos fue dado, porque fue mi poseer primero y será el último que me será quitado. 
Teniéndola en mi haber yo he conseguido infinitas experiencias en el mundo, que el valor de la más leve sobrepasa al valor de todo el oro de este mundo. 
Amo la vida y la disfruto por el tibio calor del sol de cada mañana, por sus noches tan frías y oscuras que convierten en espejos mi ventana. 
Amo la vida porque cada día me llenará de nuevas experiencias y será cada una de ellas mía y a todas ellas el alma las ansía. 
Amo la vida porque la he probado y su sabor agridulce me fascina, si algún bien con un mal se me ha pagado no es necesario que esto me deprima. 
Amo la vida pues ella me ha enseñado que no es el bien ajeno el que me eleva, que es más hermoso amar que ser amado no se dé nadie que a negar esto se atreva. 
Amo la vida con todos sus caprichos, con toda su ponzoña y su malicia pues, si no existiera el mal; ¿cómo podría llenarme del orgull…
Hoy celebro un año más de experiencias y vivencias, es un buen día para hacer un alto en el camino y reflexionar.  Momentos sublimes y tiempos de crisis, maravillosos días de sol, y fríos días de lluvia en los que una sonrisa ha sido mi mejor protección.  He encontrado apoyo de personas maravillosas, que suelen aparecer en mi vida de manera misteriosa,  por cada uno de estos segundos que ya forman parte de mi pasado, me siento una persona afortunada y bendecida. Mi palabra para hoy es: GRACIAS