Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de septiembre, 2014
Desnuda de piel y de conciencia, expuesta a los sentidos y vibrando,  entregada al roce, como si fuera ese instante el primero. Robo cada aliento al aire que me reclama, me vuelvo la fuente inagotable del deseo y crezco hasta la grandeza con el ímpetu que hace que todo cobre vida con extrema impaciencia y despierto con la humedad habitándome y te  reconozco en ella.




Desabrochas los botones de mi piel con la íntima ternura de tus labios incorrectos …
Me desvistes poco a poco de mis miedos y acaricias la raíz de mi deseo , y me cuentas  los lunares , y me escribes un beso nuevo , y te enredas entre mis piernas…

Amparada por el brillo de tu cielo en tu cuerpo vivo,  encuentro la caricia que culmina mi universo …



Hambre de ti, eso tengo, de qué me subas los colores mientras repto por tu cuello y susurro en tus oidos lo mucho que te quiero…

Hambre tengo de tus manos, de tus labios, de tu aliento, de tu cálida mañana, de tu piel, de ti, que ávido y presto estremeces mis adentros…

Hambre vivo de tus ojos, raíz y espejo de mis versos, de tu espalda, del aroma de tu pelo,  de tu sonrisa, de tu cuerpo…

Hambre, amor , hambre y codicia de tu boca es lo que tengo...

Es necesario

Una relación entre almas se sustenta en la amistad, la confianza, la admiración y el interés por las actividades y sueños de la pareja. El respeto mutuo, la sinceridad y la complicidad fortalecen el vínculo, así como el honrar y valorar la relación. 

El erotismo es esencial en la relación de pareja: nos gusta estar cerca del otro, sentirlo, tocarlo, y no sólo en la intimidad sexual.  El placer y el disfrute refuerzan el vínculo entre la pareja.  La valoración recíproca es otro de los fundamentos del amor. Necesitamos ser amados como únicos e insustituibles, brillar con luz propia en la relación.
Según Alberoni: «Una pareja sigue enamorada si las dos personas cambian, crecen, se transforman y se reencuentran, se redescubren, y se vuelven a ver con los ojos resplandecientes del estado naciente». 
Por eso es esencial preservar aquello que hubo en la atracción inicial, en los albores del encuentro, para poder recurrir al fuego original en los momentos de oscuridad. Así pues, en una relación d…
No me conformo con menos de todo de ti. Lo quiero todo y más: Tu dentro y tu afuera.
El más y el todo, el aún y el siempre...
La esencia y la estela, el antes y el después;
el aquí, ahora y siempre...
Te doy mi alma para que me entregues tus palabras quedas y tus silencios no rotos...
Te cambio el placer de saberme tuya por la melodía de tus caricias...
Tus despertares por mi gozo y tus noches por mi entrega...
Pero no me conformo con menos de todo de ti.
Quiero esconderme en tu alma,  perderme en cada una de las hebras de tu piel.

Quiero ser cada uno de tus sueños, ahogarme en cada uno de tus besos,  susurrarte entre mis labios las palabras mudas que claman mi sentimiento y mi deseo, cada una de mis emociones;  cada latido de mi corazón corriendo por tus venas, latiendo en tu sangre... 
Quiero balbucear tu nombre entre suspiros y gemidos y que tú me llames a gritos desde lo más profundo de ti en un delirio, en el torrente desagarrado de dos esencias; en la batalla real de nuestros cuerpos entregados, de nuestras almas unidas, de nuestros corazones latiendo...
En la tentación que quebranta la soledad, en la chispa que hace burbujas como una penitencia entre tu piel y la mía, en el fragor de esa dulce locura que desata sentimientos y enreda pasiones.
Suspiros que te llaman en silencio desde mi alma a tu encuentro, desde tu encuentro hasta mi alma... en mutua posesión.
Suéñame así, que atardezca cada noche en tu pecho… y en ese sueño desármame, suelta los hilos que atan mis fuentes, arranca mi pudor, devórame en un abrazo, recórreme entera, narra en mi cuerpo poesía con el lenguaje de tus dedos, cincel de vientos y agua, que esculpen en roca de montañas...
Gózame una eternidad, y si te elegí a ti para amar, pídeme mas, que yo nada te voy a negar.
...podría asegurar que por propia ambición, nadie antes lo acarició por dentro.  Soy el alfa en su mente y cuerpo, conmigo siente que va hasta el infinito, prueba luna y cielo  al sentir arder las yemas de mis dedos tocando la seda de su sueño.  ...podría asegurar que en su laberinto nadie antes encontró el camino...






Música de olas, rayos de sol, gotas de agua en la espalda... renacer al amor.

¿ Y sabes que deseo? Deseo pisar tu arena, quitarme la ropa, caminar en tu orilla, mojarme con tu brisa, adentrarme en ti , despacito...

En la playa de tus besos me sumerjo, con los versos de tu nombre te acaricio, y en el lenguaje que me brinda tu fresca y refrescante arena, mi mar…me embriago. 
Quiero sumergirme en ti, y empapada de amor nadar, nadar... hasta que cada beso haya regresado al cielo de tu piel. Ser mar, solo mar con la sangre latiendo en las venas.
La brisa, tu respiración, mi cuerpo, una ola, el agua, la espuma, tu boca ... Desear nadar contigo. 
Porque yo he nacido para bañarme en ti...contigo. Acaso ¿hay algo más misterioso y sublimemente bello, que amar entre olas de mar?

P/D. Pero con un solo beso, también me conformaría. Un beso de espuma, con rugido de mar... vuelo mar, beso mar, y sueño mar... Mi mar eterno.
Es hora de que el cuerpo se cimbre por el abrazo del deseo entre sueños celestes y almohadones de azules encajes,  la invitación al placer salvaje de devorarse hasta los huesos, turgentes prominencias de fuego arden y se yerguen hacia el cielo coronadas sus cumbres por glamorosos y pálidos soles rosados

Caminos de tierras fértiles y húmedas esperan ansiosos  y el fresco musgo sediento bebe, y bebe rojo vino añejo, los sentidos se aturden, se embriagan, se pervierten, enloquecen entre perfumes insinuantes aromas de frutos y mieles dulces...
Besos húmedos  empapando mis sueños, calmando mi  fiebre, alimentando mi alma.
Besos húmedos elixir de tu boca, manantial de tus labios, brisa que acuna.
Besos húmedos cubriéndome de estrellas, protegiéndome de las tinieblas, arrullando mi aliento.
Cuerpos enlazados, que sienten, desde tu boca mojada de mar  y mis labios empapados de ti.
Manos que viajan, que vienen y van, que vuelven y recorren el laberinto de pasiones.
Miradas de luz, que penetran en el interior,  latiendo en el vaivén de los cuerpos desnudos susurrados por amor.
Abrázame fuerte, para sentirme abrigada con el calor de tu piel. Abrázame más, para fundir mi alma junto a la tuya. Abrázame con pasión, porque el corazón no entiende de razones. Abrázame siempre así, para estar unida más cerca de ti. Abrázame fuerte... abrázame más... abrázame con pasión... abrázame siempre así...
En el mar de mis pensamientos vuelvo siempre, en esos intensos momentos que te recuerdo.
Me acuerdo de ti,  como gaviota de alas blancas, sueltas, que junto a mi cuerpo  se transforman en brazos fuertes. Gaviota que se alimenta en el mar de mi cuerpo. Llegaste con el olor de las palabras,  de frases no inventadas; lograste liberar de mi pecho sentimientos y deseos. Confieso a la brisa del mar el deseo de tenerte, una y otra vez, entre mis brazos,  dentro de mi...
Con las palabras desnudas, con la complejidad de cada imágen retratada sobre espumosas sábanas convertidas en inmortales poemas… ¡Te amé!
Deslizas tu mirada en mi fina piel de seda,  me arropas con la esencia de tus gotas de lluvia, tus manos van reptando en el sueño de mi manantial, y mi cuerpo... mi cuerpo te sabe a memoria.
Fue una noche donde a la ventana empolvada por el sosegado y melódico viento, entró una resplandeciente estrella y reflejándose en mis agotados ojos sin decir palabras te dijo que te ensueño!! 

De nuestro lado se encontraron, la hora, el lugar, la noche y el silencio, donde nuestras eternas almas con sólo un suspiro se unieron en el estrecho y apacible lecho! 
Fue una noche silenciosa mágica y llena de misterios, donde sólo se escuchaba a lo lejos, el susurro del envejecido y frígido viento!! 
Donde las cansadas manecillas del viejo y rechinante reloj seguían su paso sin importarles el esperado y alborozo momento, pero eso no detuvo al imprescindible destino para que a nuestros corazones acoplara y bastó tan poco tiempo!! 
Que noche aquella en la cual se escuchó hasta un eco del involucrado y melancólico silencio, es una noche inolvidable donde estarán de testigos de lo que aconteció nuestros latentes corazones y el precipitado e imparable tiempo!
Esta noche… envuélveme en un suspiro con una melodía angelical. Llévame a un pasaje ancestral, donde sólo habitemos tu y yo. Olvidémonos del mundo y amémonos, intensamente… 
Tómame entera y hazme vibrar. Que cada poro de mi piel sienta las gotas de vida.
Ámame entre madreselvas y en una alfombra de jazmín mullido, hazme el amor… 

Mi corazón está contigo en cada suspiro… En cada palabra, desnudas mi cuerpo, dibujas mi figura con el roce de tus dedos, mis labios suplican… y al calor de tus besos me embriago. Deja que esta noche sea yo la que quite tu ropa, déjame encender tus emociones dormidas, tu volcán apagado, tu pasión reprimida...  Te sorprenderán mis caricias. 





Tus suaves caricias  sinfonías del tacto, traspasando fronteras,  quemando de fuego el interior. Son caricias de terciopelo, que hablan palpitando, elevando y resbalando, entre gotas de sudor.
Pienso en una canción para ti, tapo tus ojos con mis anhelos, escribo lo que quiero que sepas, lo que siento de ti, lo dulce de tus besos, la ternura de tu piel que me trae recuerdos, miradas perdidas... Siento la noche en mi mente en este cielo oscuro…en este momento tan tuyo, pero donde siempre serás mío.
Busco tus ojos para danzar mi cuerpo en tu mirada,  tus labios para bucear en la humedad de tus besos,  tus manos para enredar mi cuerpo en el tacto de tus dedos, y  tus palabras para sentir el susurro de tu voz.

No es enojo, es decepción.

Todos tenemos el derecho a errar, la decepción es un mal necesario para aprender a elegir y tomar mejores decisiones. Cada ser humano es diferente, cada quien tiene sus motivaciones, sus reacciones, posee sus sentimientos y asume sus responsabilidades totalmente distintas, lo que determina si tendremos cortas o numerosas decepciones. 
La vida es eso, es tropezar y caer… y volver a levantarse, es la perenne enseñanza y alcance de la dinámica existencial con su entorno y con uno mismo. 
Hay personas a las cuales podemos querer con todo nuestro ser, las queremos tal y como son, pero hay ocasiones  que nos pueden decepcionar, eso no importa porque seguimos queriendo a esa persona tal y como es, con sus virtudes, con sus errores, por lo que son… 
…ya descubrirás que la razón por la que procedes así, es porque no actúas con el cerebro sino con el corazón y que te has dejado llevar por tu ímpetu juvenil, influenciar por personas ligadas unas y otras muy ajenas a tu vida y a lo que eres: Un ser …
Te he sentido en la noche, tus manos perfilaban mi cuerpo desnudo, tus suspiros acariciaban mi piel, tus gemidos susurraban mi alma.

Hice míos los instantes entregados, volé en libertad con tu mirada, me perdí en tu regazo, me deslicé entre tus latidos.

Y los dos exploramos los secretos, sin fronteras, ni tiempo pasado,  y toqué el deseo de tus húmedos labios, y tú, el jardín de pasión de mis sueños...
A sabiendas de que serías angustiosa espera, manuscrito extraviado, contradictorio abrazo,  dulce cruz, penosa procesión,  amarga e inevitable condena…
¡Te amé!
¡Qué importa! si nos aprueban o nos condenan, si guarecemos la luna y pintamos de colores las estrellas,  si desbordas la sangre de mis venas cuanto te miro de lejos y te siento cerca.

Nadie entenderá lo que sentimos,  la codicia de tu boca y el placer de mis sentidos, los versos que me susurras al oído, el guiño de la aurora y la complicidad del destino. 


!Qué importa! si eres cazador y yo tu presa,  el forastero de mis delirios, si mutamos palabras por suspiros, si arrancamos escombros y plantamos ilusiones bajo la tierra.

Aquí lo único que importa es tu latido y el mío.
En nuestra actitud ante el amor normalmente influyen, como en casi todas nuestras formas de relación, pensamientos y sentimientos que deberíamos observar para poder disfrutar plena e ilimitadamente. 
Muchas de nuestras creencias amorosas vienen dadas por patrones que hemos adquirido y que van arráigandose formando nuestra personalidad, para convertirse en nuestra particular forma de amar. Eso condiciona nuestros éxitos y fracasos en las relaciones sentimentales. 
Una amplia exploración interior puede ayudarnos a descubrir cuál es la “causa” de nuestra idea del amor y nuestro comportamiento en pareja, conduciéndonos a vivir con plenitud una de las experiencias más gratificantes que existen. 
Algunos patrones a tener en cuenta para poder entregarnos por completo a otra persona radican en el enfoque equivocado que muchas veces otorgamos al “concepto” amor. Esa idea está irremediablemente ligada a la lógica mental de una experiencia previa, de una imagen idealizada, de un recuerdo, de un pe…
A pesar de ti, a pesar de mí, a pesar de todo y de todos,  de una manera endemoniada, incoherente, estúpida, absurda, desmedida, compulsiva, ciega…
¡Te amo! 
Voy, y vengo amor caminando mis nostalgias, portando un abanico de sueños que mece mis pestañas, y airea ante mí un diluvio de esperanzas.

Vierte sobre mí, colores  de primavera, peinando mis añoranzas esparciendo estrellas, que en rizos de amor me acuna  con caricias sempiternas.

Fíjate, que soy en tus manos como talla de bohemia, figura de sal y agua  amor que te apremia, ganando plaza en tu alma sitiando tu resistencia.

Soy, acantilado de ilusiones o frágil paloma blanca, una farola que alumbra el hueco de tu almohada, la caricia que se amarra siempre a tu existencia