Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de agosto, 2013

Lo que nos mueve...

Una de las evidencias del amor es la fuerza. El valor que mostramos para luchar por lo que amamos… La fortaleza para defender lo que más apreciamos, enfrentar desafíos, superar barreras, derribar obstáculos… Cuando el amor es auténtico surge con fuerza la audacia, el atrevimiento, la osadía que nos lanza a correr riesgos para conquistar lo que amamos; es en esa entrega sin condiciones donde descubrimos una fuerza y valor desconocidos. El amor nos da el valor de: luchar por nuestros sueños,dar la vida por los que llevamos en el corazón, modificar nuestra propia existencia, cambiar nuestra manera de vivir, rebasar el límite de nuestras potencialidades. Y la fuerza para: respetar a los seres que amamos, sonreír a pesar de las adversidades, pedir humildemente perdón,comprender y perdonar. Además nos da el poder para: manifestar nuestras emociones, alcanzar lo que parecía imposible, convertir nuestros sueños en realidades y para morir y vivir por un ideal. El amor nos transforma en seres …

Crecer

Crecemos cuando no hay vacío de esperanza, ni debilitamiento de voluntad, ni pérdida de fe. Cuando aceptamos la realidad y tenemos aplomo de vivirla. Cuando aceptamos su destino, pero tenemos la voluntad de trabajar para cambiarlo. Uno crece asimilando lo que deja detrás, construyendo lo que tiene por delante y proyectando lo que puede ser el porvenir. Uno crece cuando se supera, se valora, y sabe dar frutos. Uno crece cuando abre camino dejando huellas, asimila, experiencias... Uno crece cuando se impone metas, sin importarle comentarios, ni prejuicios, cuando da ejemplos sin importarle burlas, ni desdenes, cuando cumple con su labor, sin importarle los otros pareceres. Uno crece cuando se es fuerte por carácter, sostenido por formación, ¡sensible por temperamento...! ¡Y humano por nacimiento!. Uno crece cuando enfrenta el invierno aunque pierda las hojas., recoge flores aunque tengan espinas y marca camino aunque se levante el polvo. ¡Uno crece cuando es capaz de afianzarse con re…

Cuanto más te pienso, más te siento.

Estando lejos de ti, se terminan las prohibiciones para quererte. Se anulan los momentos de las explicaciones, que nunca le pertenecieron a nadie más que a nosotros, mi corazón sana y sana porque se explaya con alegría y puedo sentir a lo grande. Puedo sentir profundo, puedo sentir sincero sin temor a habladurías, a rumores, a malos detalles, lejos de tí se cubren los cielos nublados de cualquier desencanto con el sol de mis despertares. Aunque sea sin tenerte cerca, se terminan las tristezas, se escabullen los permisos para no incomodarte. Estando lejos de ti, soy tan auténtica y tan tuya, como el viento libre que ondea sobre las aguas de tantas tierras....estando lejos no he de pedirle sentido a mis palabras. Estando lejos de ti, puedo soñarte y desear tu bien, animarte, sonreírte y amarte... sentir como el viento en la noche, me trae el susurro de tu voz, al pronunciar mi nombre. Estando lejos de ti, siento como tu pecho, se llena de suspiros al recordarme, como tu corazón se u…

VEN

Me dejaste vagar en tu mirada y te hundiste despacio en la mía; conociste la desnudez de mi alma y navegaste por mi intimidad secreta. Resbalaste por el ondulante vaivén de mi imposible, tocaste con tus alas mi ilusión, abanicaste con sonrisas mis secretos y reposaste sereno, rozaste suavemente mis anhelos, delineaste, lentamente, el borde de mis sueños, me cobijaste tiernamente, calmaste con sigilo mis temores, acariciaste dulcemente mi esperanza, acunaste con sonrisas mis sentidos, te deslizaste en la desnudez de mi alma. Me dejaste reposar en tu pecho tibio, cálidamente entre tus brazos. Disfrutaste paso a paso y en silencio, el viaje que iniciaste... Y te fundiste en la tibia desnudez de mi alma.

No quiero despertar.

Porque sueño que te deslizas entre mis sábanas, y tus dedos por mis pies, siguiendo delicadamente por mis piernas, llegando a mi cintura, te detienes por un momento, con tu aliento saboreas la esencia de mi cuerpo, hago a un lado mis manos para dar lugar a tus labios, con besos tiernos intentas causarme sensaciones, mi cuerpo se acelera, con respiraciones hondas y profundas, cierro los ojos y la agitación de mi cuerpo no la puedo contener, ahora quieres cubrirme de besos, en cada uno de los rincones de mi ser. Y yo quiero ahogarme en tus labios, susurrarte con palabras mudas el deseo que siento por ser parte de ti y ahora...

En un mismo latido

A ti, que fuiste extensión de mi piel, de mi alma, prolongación de mi cuerpo, mitad de mi ser, guardián de mis sueños, de mis pensamientos. A ti..., te escribo, unión perfecta e infinita. Surcador de mis trazos, que sembraste con tus manos océanos rugientes en mi pecho, mar bravío de caricias raudas e inmorales que luchaban por encontrar mi desnudez, oleaje de fuego y pasión que me sacudía con sólo rozarme. Brazos, piernas, manos tuyas enredadas en mi cuerpo, locura candente que navegaban desde mis hombros hasta mi frente, desde mis pies a mi cintura, de mis caderas a mi pelo. Líneas que parecían hechas para mis líneas, que parecían el molde de mí misma, tus trazos, mis trazos, tu cuerpo y mi cuerpo. Sublime comunión ésta que nos unió en un mismo suspiro, en una misma piel, en un mismo latido.

Te busco

Te busco en cada rincón, entre el barullo de la gente, tan solo esperando un susurro, una mirada, verte. Te siento en toda mi piel y te necesito urgentemente, estoy ardiendo en pasion y a ti quiero encenderte, puedo hacerte llegar con mis labios hasta donde no imaginas y con pensarlo enloquezco, te busco y no se donde estas, pero no cejo en mi empeño cuando te encuentre sabré que ha valido la pena el esfuerzo.

VIVIR

Es vibrar cada instante, ante la emoción de sentir la maravilla de la creación que nos rodea. Es fluir con el vuelo de cada minuto que transcurre. Es saborear intensamente cada destello del día, amaneciendo con el asombro de un niño y atardeciendo con la sabiduría de un anciano. Es dar la bienvenida vivificante al eterno hoy que nos visita, simiente de un ayer y mañana plenos de un aquí y ahora. Es saber dar lo mejor, es vibrar de bondad, como la máxima expresión de nuestra capacidad de Ser. Es gozar la belleza abierta, cubierta y encubierta en todo lo que ocurre. Es desafiarse a sí mismo en las diversidades llenas de adversidades. Es aprender, crecer, evolucionar y transformarnos en un ser cada vez mayor. Es amar intensamente al acariciar el alma. Es escuchar en silencio el lenguaje del amor.Es perdonar sin réplica, Es besar con devota pasión a quien amamos, Es contemplar apaciblemente la alegría de un niño. Es escuchar al adolescente amando sin juicio sus inquietudes. Es acompañar c…

Simplemente hoy

No existe un día más hermoso que el día de hoy. La suma de muchos “ayeres”, forman nuestro pasado que se compone de recuerdos, unos alegres... otros tristes..., algunos incluso están fotografiados, donde nos vemos pequeños, donde nuestros padres siguen siendo recién casados, donde nuestra ciudad parece otra, en fin. El día de ayer fue un hermoso día..., pero, no podemos avanzar mirando constantemente hacia atrás, corremos el riesgo de no ver a los que están a nuestro lado. Puede ser que el día de mañana amanezca aún más hermoso... pero no podemos avanzar mirando sólo el horizonte, corremos el riesgo de no ver el paisaje que está a nuestro alrededor Por eso, deberíamos preferir el día de hoy. Pisarlo con fuerza, gozar su sol o estremecernos con su frío. Sabemos que es muy breve, que pronto pasará, que no vamos a poder modificarlo, ni pasarlo en limpio como tampoco podemos planificar demasiado el día de mañana: es un lugar que todavía no existe. Ayer fuimos, mañana seremos, hoy, somos.

TUS MOMENTOS

Hay momentos cuando el mundo se detiene y me quedo sola en silencio y mi mente se aquieta sÓlo entran en ella pensamientos, sensaciones que son producidas por tÍ y cada latido de mi corazón en un susurro pronuncia tu nombre, hay momentos que la distancia se convierte en una eternidad, veo un largo camino entre tu y yo, es entonces cuando vivo de mis sueños cuando no quiero despertar... hay momentos, miles de momentos que siento tu alma fundida en la mía, es en estos momento cuando noto, cuando siento que este amor va creciendo y no lo puedo controlar...hay momentos en que eres como el sol de la mañana lo siento, lo noto, me abraza me calienta con sus rayos y no lo puedo tocar o como un río, bajando por la montaña alegre, fresco y cristalino en el que no me puedo mojar ni siquiera acariciar, hay momentos en que eres mi único pensamiento, el que me anima a seguir, siempre presente y eterno, el que siempre esta cerca de mi, que no puedo hacer realidad solamente imaginar. Eres la dulce vo…